Mostrar todo

Las empresas latinoamericanas no encuentran trabajadores calificados

Del WORLD ECONOMIC FORUM ON LATIN AMERICA 2017 se desprende que América Latina enfrenta una grave escasez de capacidades, la mayor del mundo en la economía formal. Alrededor de la mitad de las empresas latinoamericanas formales no encuentran candidatos con las capacidades que necesitan, siendo éste un problema particularmente serio en Perú, Brasil y México.

Los sectores con mayor necesidad de capacitación, son los de vehículos de motor y maquinaria avanzada; necesarios para el desarrollo y modernización de las industrias.

Dos de cada cinco jóvenes no estudian ni trabajan y el 55% de los trabajadores lo hace de manera informal, en este escenario las empresas tienen grandes dificultades para encontrar el talento que necesitan para hacer crecer sus negocios.

Para los gobiernos de la región, invertir en las habilidades adecuadas es uno de los elementos clave para una agenda de crecimiento inclusivo, que aumente la productividad y permita a las personas integrarse plenamente en la sociedad.

La capacitación de la fuerza de trabajo de la actualidad que será la que impulse las economías en los próximos 30 años. Esto implica invertir en sistemas de formación más eficaces y pertinentes, y adaptar la educación formal a las necesidades de las personas que trabajan. Esto incluye, por ejemplo, hacer la educación más modular o ampliar el alcance del aprendizaje en el trabajo para que las personas puedan obtener certificaciones mientras trabajan.

Los empleadores deben implicarse en los sistemas de desarrollo de las capacidades, de esta manera los contenidos se adaptarán más a las necesidades de habilidades requeridas.

En algunas industrias ya existen Consejos de Habilidades, que identifican las competencias requeridas al trabajador en diferentes funciones y niveles de complejidad; esto en Chile se observa en minería e industria vitivinícola. Chile y Brasil, invierten en sistemas de información laboral para detectar y anticipar la escasez de mano de obra.

Varios países también han empezado a experimentar con programas de aprendizaje y sistemas de educación dual, con fuerte apoyo de los empleadores, proporcionando a las personas tanto un empleo como un camino para el aprendizaje y la certificación. Los ejemplos incluyen el modelo de educación dual en México, el próximo programa de aprendizaje en las Bahamas y las iniciativas que está desarrollando la Red Global de Aprendizaje.

La región de América Latina y el Caribe no se puede permitir quedarse atrás. Ahora, más que nunca, se necesitan mejores y más relevantes habilidades. Para lograr esto, necesitamos esfuerzos conjuntos de gobiernos, empresas y ciudadanos.

ysueldo
ysueldo
Líder de proyecto. Responsable de Capacitación y Entrenamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *